10 Claves para Liderar tu Comunicación

Publicado por | · · · · · · | Comunicación · Habilidades Directivas | 4 comentarios en 10 Claves para Liderar tu Comunicación

Una sola palabra te puede cambiar la vida. Una sola palabra te aleja de una persona que pretendes sentimentalmente, te genera un rechazo o te permite un acercamiento. Te dediques a lo que te dediques, si dominas el arte de la comunicación, vas a obtener más y mejores resultados, vas a generar impacto, proyectar confianza, vas a vender más. Con la intención de ayudarte, sea cual sea tu objetivo, comparto hoy contigo: 10 Claves para Liderar tu Comunicación.


En el ámbito de la medicina, está probado que si al paciente se le comunica bien, si comprende correctamente el tratamiento, las consecuencias de no seguirlo, se genera mucha más adhesión, hay menos deserción del mismo y por lo tanto mayor probabilidad de curación.


Los mercados son conversaciones y
oportunidades para generar experiencias positivas en tus clientes y liderar tu comunicación. La tecnología sola no basta en los espacios colaborativos. La comunicación es el medio a través del cual hacemos negocios, aprendemos, crecemos, nos relacionamos, jugamos y amamos.

A las personas nos subyugan las historias


En España sucede una paradoja: hablamos mucho pero comunicamos mal. Se nos ha formado como receptores, no como emisores. Entre un ¿me entiendes? y un ¿me explico? existe un abismo, una distancia infinita. Hemos de darle importancia a las palabras.


Olvidamos que hablamos por y para el otro, axioma de la comunicación humana. Como emisor soy el responsable de que mi mensaje te llegue correctamente. Si no te llega o no interesa lo que cuento, me desconectas, me apagas, no me compras. 

Comunicar es el problema habitual entre personas, equipos y organizaciones


“Algunos hablan para airear los dientes”
reza un dicho florentino, algo cruel, aunque cierto. Los problemas más habituales que observo en las organizaciones y en las empresas a las que acudo en calidad de consultora, coach, o «apagafuegos», se deben a la comunicación, mejor dicho, a la falta de comunicación.


Observo a profesionales de gran talla y experiencia, inmersos en el mismo proyecto, pertenecientes al mismo equipo, dentro de la misma compañía que no logran entenderse entre ellos, ni con sus clientes, pese a que “técnicamente” hablen el mismo idioma. Su perfil define su código, su rol, su comportamiento, su estatus, su lenguaje. Viven y trabajan en su particular Torre de Babel.


En nuestras conversaciones oímos pero no escuchamos, afirmamos sin preguntar,
 convertimos el hipotético diálogo en una conjura de monólogos,  callejones sin salida, repletos de información, prejuicios, egos y verdades absolutas. Laberintos donde las personas estamos condenadas a no entendernos.

La comunicación es una necesidad en el entorno líquido actual


Las velocidades a las que se encuentran los mercados actuales son cada vez más rápidas, entornos de incertidumbre, donde las prisas desdibujan la esencia, la perspectiva y el foco. 
Pongamos un ejemplo: si acerco mi mano a mi cara despacio, es una caricia; si la acelero por un millón, es una bofetada, un impacto terrible y doloroso. Tal cual sucede en la realidad, en muchas compañías en muchos sistemas, palabras lanzadas como flechas que se convierten en puñetazos.

Tu comunicación te define


Aquí tienes 10 claves para liderar tu comunicación: 


1.
Vincúlate. 
Antes de entrar de lleno al tema ten en cuenta la parte emocional. Inicia la conversación preguntando algo personal, utiliza preguntas abiertas.  Sal de tu rol. Recuerda que hablas con personas, independientemente de su cargo o puesto.


2. Establece contacto visual. 
Mirar a los ojos a una persona es la manera más eficaz de transmitir confianza demostrar interés.


3. Escucha. 
Un buen comunicador es siempre un gran escuchador. Escuchar es hacer protagonista a tu interlocutor. Escuchar es aprender. Escucha lo que se dice y sobre todo lo que no se dice.


5. Pregunta. 
Refuerza tu escucha formulando preguntas adecuadas para profundizar en la conversación. Obtén más información sobre el problema, sobre el contexto y sobre tu interlocutor.


6. Haz sentir importante a la otra persona

El nombre de las personas es la palabra mágica. Llama a tu interlocutor por su nombre, dos veces no seguidas, durante la misma conversación, ni una más. No le gastes el nombre.


7. Cuida tu lenguaje corporal. 
Acompaña tus palabras con tu cuerpo. Exprésate con gestos. Mantén una posición abierta, como por ejemplo mostrar las palmas de las manos de vez en cuando. En ocasiones un gesto puede convencer  mucho más que un discurso elaborado.


8. Evita la crítica. 
No te enfrentes a tu interlocutor  ni hables mal de otros, tener enemigos comunes no os hace más amigos. Además, nadie se deja influir por personas negativas, es tóxico. Habla de manera positiva. Se elegante y amable.


9. No temas al silencio. 
Es una pausa reflexiva. Quién mantiene el silencio transmite equilibrio, seguridad y poder en la conversación.


10. Piensa en lo que os une.
Debe prevalecer sobre vuestras diferencias. Si conversáis es para buscar soluciones conjuntas. Recuerda que el todo es más que la suma de las partes.

 


“Una buena conversación debe agotar el tema, no a los interlocutores”
. Winston Churchill


Confío en que este post te ayude a comunicar mejor. 


Si te ha aportado algo compártelo, coméntalo o suscríbete a este blog, estaré encantada de participar en la conversación.


¡Te deseo un bonito día, lleno de buen entendimiento y conexión!

Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin

Si te ha gustado, comparte...

4 Comentarios

jOSÉ maría sancho dice:

9 septiembre, 2019 a las 10:58 am

ESTUPENDO!

Responder

Ada dice:

9 septiembre, 2019 a las 11:06 am

Gracias José María! Me alegra saber que te ha gustado. Muchos éxitos!

Responder

David plumed dice:

9 septiembre, 2019 a las 8:14 pm

¡¡Que bueno Ada!!

Gracias por los consejos, la refleXion y compartirlo.

Responder

Ada dice:

10 septiembre, 2019 a las 3:12 pm

Qué bueno saber de ti David! Gracias a ti por compartir. Un fuerte abrazo y muchos éxitos.

Responder

Deja un comentario