Gestión del Cambio (2 de 2)

Publicado por | · · · | Consultoría · Gestión del cambio · Habilidades Directivas | No hay comentarios en Gestión del Cambio (2 de 2)

Ayer, me preguntaba J.L. un importante empresario de la construcción que pese a la crisis sigue vivo y activo, sin haberse ido a Guinea, a Qatar o a El Salvador, como otros muchos que conozco; a qué se debe que esté tan de moda esto de la “Gestión del Cambio”.  


Me sorprendió la duda y hoy trataré de responder y resolver esa cuestión en este post.   


Según datos de Spain Startup, sólo 1 de 10 nuevas empresas españolas supera el  tercer año de vida. Datos demoledores que ponen de manifiesto la necesidad de actualización y cambio constante como factor de supervivencia en las organizaciones. Vivimos en un mundo VUCA (Volatil, Incierto, Complejo y Ambiguo). Evolucionar o morir es el grito de “guerra”.


¿Qué es esto de la gestión del cambio?

Gestionar el cambio es adquirir nuevos recursos,  aprender nuevas habilidades para asumir nuevos retos. 
Es eliminar comportamientos impulsivos y reactivos, sustituirlos por acciones adecuadas y adaptativas al nuevo contexto o nueva situación que se nos presente. 


¿Cómo hacerlo?


El proceso de cambio pasa por distintas fases, requiere estructura, planificación, tiempo y paciencia; factores difíciles de asumir especialmente en la pequeña y mediana empresa. 
Saltarse alguna etapa del proceso nos crea la falsa ilusión de velocidad y conduce a errores o fracasos demoledores.

Tener consciencia de tus emociones y reacciones te será sumamente útil.


En mis clases me encanta usar juegos, reglas mnemotécnicas y acrónimos, entre otras muchas dinámicas, para facilitar el aprendizaje.


Comparto contigo el modelo SARAH, un proceso que explica cómo sucede el cambio.


S.A.R.A.H. Fases emocionales del cambio:

S de Shoch. Sorpresa. Es la 1ª fase del cambio, un golpe que te deja ko pues no te lo esperas. Piensas que estás soñando, que esto no te puede pasar a ti.

A de Anger. Rabia, ira, enfado. Es la 2ª fase del cambio. Te pones a bramar en arameo, a sentir que el cosmos está en tu contra, empiezas a ver enemigos por todas partes y a pensar que el mundo se ha vuelto loco.

R de Rejection. Rechazo y negación del problema. 3ª fase. Aquí ves las bondades de modelos pasados, te embarga un romanticismo atroz. Sientes que el pasado siempre fue mejor, que las cosas auténticas se hacen como las hacía tu padre. Que esto del cambio es cosa de jóvenes inexpertos.

A de Acceptation. Lo entiendes, lo aceptas y te das cuenta que no hay otro modo de hacerlo bien. Entonces comienza el cambio…

H de Help.  Pides ayuda a expertos de tu empresa, a una empresa externa,  a un coach o agente del cambio, para que te ayuden a IMPLEMENTARLO. Y esto lo hacemos a través de la planificación de objetivos y ejecución de nuevas acciones, hasta que incorpores los nuevos parámetros en tu ADN.


Empresas, profesionales y autónomos necesitamos rentabilidad y eficacia para seguir vivos. Lograrlo requiere de frialdad y consciencia, para no tomarnos los cambios como un ataque personal sino una oportunidad de aprendizaje y crecimiento hacia la mejora continua de nuestro modelo de negocio y de nuestra persona.

Es lo que tiene estar vivo: SER CAMBIO.


Me despido como siempre, con una frase de Viktor Frankl:

“Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”


No tires la toalla, igual te sirve para otra cosa…


Que tengas un día sorprendente!

 

Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin

Si te ha gustado, comparte...

Deja un comentario