El mapa no es el territorio

Publicado por | · · | Coaching · Comunicación | No hay comentarios en El mapa no es el territorio

Fiel a nuestra cita aquí estoy para compartir contigo este post sobre comunicación y lenguaje, la facultad humana de enlazar el tiempo, de vincular el pasado con el presente y proyectarse hacia el futuro. El mapa no es el territorio

El lenguaje es un vehículo y un molde del pensamiento que cambia y transforma a la realidad, a las experiencias internas y personales (las ocurridas realmente en el pasado y las expectativas de futuro) en un universo de símbolos verbales que abre las puertas a otra realidad distinta y subjetiva que es la que realmente respondemos.


La comunicación ocupa un lugar relevante y casi mágico, reflejado en el poder que muchas culturas han atribuido a la palabra. Según la Biblia,Dios dejó en manos del hombre el trabajo de nombrar a cada uno de los seres de la creación y también castigó su soberbia mediante la confusión de lenguas, cuando los hombres intentaron construir la Torre de Babel para llegar al cielo anhelando ser dioses.


En el siglo XVII, Descartes confirmó la importancia de las palabras al elaborar todo su sistema filosófico ”Pienso, luego existo” que viene a ser el equivalente de “hablo conmigo mismo, luego existo”


En la historia de la humanidad el progreso de las ideas es lento y cuando se produce es gracias al contacto de diferentes culturas con distintitos planteamientos o bien cuando la necesidad agudiza el ingenio.


Los humanos vivimos en un mundo de palabras, confundimos la realidad con lo que decimos acerca de ella; nos sofocamos con simples conceptos mentales que nada tienen que ver con el entorno físico y objetivo en el que suceden. Concebimos teorías y forzamos a los acontecimientos ajustándolos a nuestras creencias, juicios y prejuicios, a nuestros conceptos mentales y a nuestra realidad subjetiva y paralela.


La escisión entre el creciente progreso tecnológico y el regresivo desarrollo ideológico, nos conduce a una esquizofrenia personal de convertirnos en consumidores de ocio y placer, mientras nos despreocupamos de nuestro propio desarrollo y nos complacemos con el último gurú de moda.


Inventamos nuestro mundo personal y la mayoría de las veces estas invenciones nos generan  problemas emocionales como el estrés, la depresión y la angustia.


Conviene que reaprendamos a construir la propia realidad desde un punto de vista más sano y equilibrado, cercano a la objetividad y libre de la carga de convencionalismos arbitrarios que sesgan nuestra percepción de la realidad.


La tesis de este post se basa en la Teoría de la Semántica General, desarrollada por Alfred Korzybski en 1930 y que constituye la base de la PNL, programación neurolingüistica. Esta compeja teoría la explica de forma sencilla Ramiro J. Álvarez, en su libro “Pensándolo bien”.


En síntesis, la teoría de Korzybski sostiene que los seres humanos, no captamos la realidad física de un modo completo y real, es decir, la filtramos a través del lenguaje y sus procesos verbales, debido a las características estructurales de nuestros órganos perceptores y de nuestro sistema nervioso. Por este motivo, nuestras representaciones mentales nada tienen que ver con los datos objetivos que nos imaginamos controlar. Nuestras reacciones no son en base a la realidad objetiva, reaccionamos en base a los diferentes mapas propios y subjetivos que de ella elaboramos.


La Teoría de la Semántica General señala los riesgos derivados de no tener en cuenta 3 aspectos fundamentales.

1.- El mapa no es el territorio. Las palabras no son el objeto que representan.

2.- El mapa no cubre todo el territorio. Los hechos son más complejos que las palabras que usamos para describirlos.

3.- El mapa es autoreflexivo. Todo mapa incluye a su cartógrafo, tú, yo… cada una de nosotras-os, por eso en nuestras representaciones personales proyectamos elementos que pertenecen a nuestra subjetividad y sustituyen al territorio, a la realidad.


Los planteamientos de la Semántica General, son una invitación a la apertura mental para alcanzar un mejor autoconocimiento y una mejor integración en nuestro entorno físico, mental y social. Un cambio en nuestra habitual forma de pensar sesgada.


Aceptemos el desafío del cambiarnos a nosotros mismos para poder cambiar el mundo.


Termino este post y con una cita de Ramiro J. Álvarez y lo dedico especialmente “A los inconformistas, a los iconoclastas, a los especiales, a los diferentes y a cuantos desean volverse como ellos. Solo así es posible abrir sendas nuevas”. 


Nos vemos el próximo martes a las 10:00 donde escribiré sobre inteligencia emocional. 


Disfruta hasta entonces y recuerda: El mapa no es territorio.


Que tengas un buen día!

¿Necesitas mi ayuda?

Elige tu opción:

1. WEBINAR / CONFERENCIA
2. COACHING / MENTORÍA INDIVIDUAL / Personalizado. Online / Presencial.
3. CONSULTORÍA
4. MENTORÍA GRUPAL / Formación de Alto Impacto. Online / Presencial.

¡En 24 horas me pondré en contacto contigo para concretar fechas y contenidos!


    Deja un comentario