¿Cuál es el mejor día para cerrar una venta?

Publicado por | · · · · · | Atención al cliente · MOTIVACIÓN · Ventas | No hay comentarios en ¿Cuál es el mejor día para cerrar una venta?

Si he de elegir un día de la semana para cerrar una venta, sin duda sería hoy. El viernes es el mejor día para cerrar una venta.

¿Sabías que el nombre de «viernes» proviene del latín Veneris dies?  En honor a la diosa de la belleza y del amor en la mitología romana Venus. Sea una compra emocional o racional, el viernes puede ser el día perfecto para cerrar una venta.

Es frecuente escuchar de boca de vendedores, jefes de venta y directores comerciales, “el problema” es el cierre. Empresas y profesionales que se fijan en este único punto. Consideran que, con más agresividad, más garra, más presión en este punto aumentarían las cifras de venta. Tal vez. Recuerda mi mantra: ¡Vender no es despachar!

En el cierre, es donde se hace evidente el problema, lo cual no significa que sea la causa, necesariamente. Sin duda es la consecuencia. También cabe la posibilidad, que la x de tu incógnita esté en otro lugar. Revisa tu proceso de ventas al completo, tu funnel paso por paso.

¡RECUERDA!: VENDER ES HACER COMPRAR

  • El vendedor actúa sobre la decisión del cliente
    • Haciendo que aflore su necesidad
    • Identificando sus móviles y sus frenos
    • Reforzando los móviles y atenuando los frenos
  • El vendedor orienta la elección final
    • Dirigiendo la entrevista de ventas
  • El vendedor facilita el compromiso final
    • Inspirando confianza y seguridad
    • Provocando el cierre

Si pese a ello me confirmas que el cierre es tu área a mejora. Me atrevo a aventurar 3 opciones:

  1. No lo haces. Abandonas ante la mínima objeción, sales huyendo por incomodidad.
  2. Te anticipas y apresuras. Tienes ganas de terminar pronto, planteas el cierre antes de tiempo.
  3. Ejerces una presión desmedida. Resultas excesivamente agresivo. ¡Cualquiera te dice que no!

RESULTADO: 

  1. En el caso 1. No cierras, aplazas enfrentarte con la situación y de hecho, no lo haces. Te despides del cliente hasta la próxima. “enemigo que huye puente de plata”. Volver a intentarlo te va a costar otra visita en el mejor de los casos. En el peor, el cliente se va a enfriar, no vas a tener otra oportunidad. No compra, no hay venta.
  1. En el caso 2. Tienes ganas de terminar. Empiezas a cerrar demasiado pronto, tal vez sin responder a las objeciones y aspectos importantes para el cliente. No por mucho madrugar amanece más temprano.

 

  1. En el caso 3. Tratas de vencer, no de convencer. Es posible el cliente se sienta doblegado, incluso dominado. Si te dice bajo presión, se lo volverá a pensar cuando tú no estés presente. El cliente se arrepiente y se te cae la venta.

Haz que la experiencia de compra sea memorable. Recuerda que no ha sido fácil llegar hasta aquí. Debes concluir la venta. Si es hoy, viernes, mejor. Cerrarás tu semana con éxito. De vencer a convencer. 

Una pregunta: Cuando sales de tu casa ¿dejas la puerta abierta? Seguro no, seguro que cierras con llave. Haz lo mismo en tu negocio. Hecha la llave. Termina la venta. El cierre es clave. Sin cierre no hay venta.

Aquí te dejo algunas indicaciones que te ayudarán con el cierre:

Semáforos verdes para cerrar

  1. El cliente se comporta como si el producto fuese suyo.
  2. El cliente duda o cambia de golpe de actitud
  3. El cliente se asegura de ciertas garantías.
  4. El cliente plantea cuestiones de detalle.
  5. El cliente pide una ventaja suplementaria, última petición.
  6. Plantea una falsa objeción o una sin importancia.
  7. Vuelve sin convicción sobre una objeción importante.
  8. El cliente hace intervenir a un tercero.

Tu cliente está a punto de caramelo. Ya puedes cerrar tu venta y terminar con éxito tu semana.

Como suelo decir a menudo: EL AMOR, MÁS QUE ENCONTRARLO HAY QUE CONSTRUIRLO

 

¡Feliz Viernes!

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin

Si te ha gustado, comparte...

Deja un comentario